jueves, 30 de abril de 2009

casa

despues de la experiencia paraguaya, que dejamos para otros post (solano+10),
volver al estudio es casi una necesidad.
antes del viaje tuvimos una de esas semanas, donde cualquier cosa es motivo para discutir:
se ve que la crisis impuesta, el dengue y la fiebre porcina van cargando las tintas, y en algun momento había que descargar.
la excusa fueron los proyectos nuevos: que hasta donde seguir poniéndolos en crisis, que si habíamos acordado algo porque ahora lo cuestionábamos, que la manera de plantearnos las diferencias, que cada tanto estaría bien , aparte de marcar los errores, celebrar los aciertos.
y asi una listita de cosas pendientes.

pasado el momento del cruce, está bueno ver que los mecanismos que nos hacen un estudio de muchas personas valiosas y no de arquitecto autor, siguen funcionando.

el proceso es mas complejo, porque hay que aprender a compartir las decisiones; y el producto final es la suma de miradas.
la cosa no es tan purista como si saliera de un solo cerebro; es mas compleja, con el riesgo, a veces, de complicarla.
pero esa es nuestra mecánica.
un cerebro ampliado, con todo lo bueno y lo malo que eso implica.

extrañaba la familia.
viajar está buenísimo, pero,

no hay nada mejor que casa.

video

1 comentario:

serrana dijo...

Según mis cálculos, hice ese recorrido 260 veces en la mañana (mediodía cuando llegaba tarde), sumando vueltas de almuerzos, y vueltas del kiosco, 780 veces.
Con otras 780 veces a la inversa, 1560 veces total. Me imagino que debo haber gastado algún adoquín.